jueves, 12 de junio de 2014

T P: APARATO RESPIRATORIO

https://docs.google.com/document/d/1CdZknadOj5j8LinPaaUQor_s6VK2b8J7XZ-fbcxylog/edit?usp=sharihttps://docs.google.com/document/d/1CdZknadOj5j8LinPaaUQor_s6VK2b8J7XZ-fbcxylog/edit?usp=sharingng

El largo viaje del humo por tus pulmones

LA REPRODUCCIÓN EN LOS SERES VIVOS

https://docs.google.com/document/d/19zO6FDdw1SoABrgMlFl8ak_8L7SAdg4vZVsc2oH6Ens/edit?usp=sharing

¿Que pasa si fumas 400 cigarrillos?

QUÉ ES UN COMA ALCOHÓLICO?


Cada vez más jóvenes sufren comas etílicos los fines de semana pero, ¿qué es exactamente un coma etílico? ¿Cómo se cura?
Laura Martínez (nombre falso por motivos de confidencialidad) tiene quince años. Empezó a salir con trece. El primer sábado que sus padres la dejaron salir se quedó a dormir en casa de una amiga. A las nueve en casa. Después de vestirse y maquillarse dieron las cinco. Salieron por Oviedo. Fueron al bar San Mateo a jugar un duro. Cuando acabaron, decidieron seguir probando los diferentes sabores del alcohol: ''Mi amiga no se atrevió pero yo probé el tequila y la absenta porque me habían contado que tenían mucho alcohol y me gustan las cosas fuertes'', recuerda Laura.
Aún desconocen el dato de cómo llegaron a casa. Mientras su amiga se desmaquillaba, Laura se sentó en el borde de la bañera. Perdió el equilibrio y se calló. Quedó inconsciente y la subieron al hospital.

Hígados prematuros

Laura perdió la consciencia a causa del alcohol, que se había ido de viaje a través de su organismo. Cuando Laura empezó a beber alcohol, lo primero que hizo éste fue metabolizarse. La metabolización es el proceso por el cual el organismo transforma una sustancia en otra. El encargado de realizar este proceso es el hígado. Pero este órgano es el último que termina de desarrollarse.
Así pues, al hígado de Laura le quedaban cinco años para terminar su formación. En el estómago, el alcohol se oxida por la enzima alcohol deshidrogenasa y se convierte en acetaldehido. Las mujeres suelen tener en el estómago niveles más bajos de alcohol deshidrogenasa que los hombres, por lo que toleran menos los efectos del alcohol. El acetaldehido es una sustancia tóxica que en las personas sanas es oxidada rápidamente para transformarse en el hígado en una sustancia inocua, el acetato.
Es decir, el hígado desintoxica al alcohol. Si aún no se ha desarrollado, tarda más tiempo en desintoxicarlo y si este le llega continuamente, la tarea resulta imposible. Después, y siempre bajo circunstancias normales, es decir, en pequeñas cantidades, el acetato es oxidado en el hígado y es eliminado como dióxido de carbono y agua.

La respuesta del cerebro ante el alcohol

Laura iba eliminando el dióxido de carbono al respirar y el agua a través de la orina pero la dosis de alcohol aumentaba sin control. El alcohol pasó a la sangre y se distribuyó por todos los tejidos de su cuerpo. En su paseo por el organismo, el alcohol llega al cerebro y lo inhibe. Cuando no es mucho inhibe algunas actividades de la corteza cerebral, que es un manto de sustancia gris lleno de neuronas responsables de la capacidad de analizar, interpretar y almacenar la información.
Por lo tanto, la corteza es la estructura donde se realizan las funciones cerebrales superiores del individuo. Como el alcohol las bloquea, dominan los centros nerviosos que están por debajo de la corteza, que son los núcleos subcorticales, encargados de las emociones, tales como la impulsividad, agresividad, placer o euforia. Cuando la dosis de alcohol aumenta, la actividad cerebral va disminuyendo, la persona entra en una especie de depresión. Y si la concentración de alcohol sigue subiendo se puede llegar a producir la muerte cerebral.

Laura en coma etílico

Laura entró por Urgencias de Pediatría, ya que aún no había cumplido los catorce años. Los médicos comprobaron sus constantes vitales. Es muy importante tener al paciente monitorizado ya que, como el alcohol disminuye los reflejos autónomos, la persona puede aspirar la saliva o el vómito y provocarse una neumonía.
Para determinar el volumen de alcohol, a Laura le hicieron análisis de sangre y de orina. Tenía casi dos miligramos de alcohol por cada decilitro de sangre. ''La concentración estándar para que un joven entre en coma son trescientos miligramos pero si no estás habituado a beber alcohol con una dosis menor entras al coma'', asegura Antonio Salmerón, médico de Urgencias del Hospital Central de Asturias. Laura estaba en coma etílico.
Para ver el alcance del coma, que puede ser superficial - la persona no puede despertarse - o profundo - ni siquiera reacciona a estímulos internos como el dolor - se pone en práctica la escala del coma, que va de un máximo de quince puntos, cuando hay una respuesta a todo, y mínimo de tres, muerte cerebral, que se caracteriza porque el cerebro se ha apagado pero el resto de órganos siguen funcionando, aunque dejarán de hacerlo.

¿La vitamina b12 quita la borrachera?

Si el nivel de consciencia baja a nueve el siguiente paso es dejar de respirar, por lo que habría que intubar al paciente. A Laura no la intubaron. Tenía un coma superficial. ''Dependiendo de la gravedad del coma se puede estar entre 8 y 12 horas en observación en Urgencias o ir a la UCI y luego quedar ingresado'', detalla el médico de Urgencias, Antonio Salmerón.
A Laura la mantuvieron diez horas en observación y le inyectaron la vitamina B1. ''Hay una especie de leyenda urbana entre los jóvenes que cuenta que la vitamina B12 quita la borrachera. Algunos hasta van y la compran en las farmacias. Es falso. Las vitaminas que se suministran a una persona en coma etílico son la B1, Tiamina, y la B6, Piridoxina, para prevenir el daño neurológico. No hay antídoto para quitar la borrachera'', afirma el doctor Salmerón con una experiencia de veinte años en Urgencias.
También le suministraron un suero glucosado. El cerebro necesita Glucosa para funcionar. Es como la gasolina para los coches. Si se le quita la Glucosa y se le da alcohol, el cerebro no sabe cómo quemarlo porque no está acostumbrado, es una sustancia extraña en el organismo.
En conclusión, el coma etílico se ha convertido en la enfermedad del fin de semana: ya no atiende a rangos de edad, todos están incluidos y los jóvenes cada vez son más. Mientras que hace unos cuarenta años, solo se veía entrar por Urgencias en coma etílico a alcohólicos, los niños que entran por Pediatría cada fin de semana deberían alertar sobre esta problemática.